Quesos curiosos del mundo

El queso es un producto muy diverso, actualmente se producen más de 2.000 variedades alrededor de todo el mundo. A esto se suma el hecho de que está en continua evolución, tanto por las nuevas tecnologías alimentarias, como por el espíritu innovador de las nuevas queserías, que buscan diferenciarse con productos singulares. Con tanta cantidad y variedad de quesos, en normal que algunos de ellos destaquen por su extravagancia. Aquí te presentamos algunos de los quesos más raros del mundo:

 

Chhurpi

Este queso se produce y consume principalmente en la región del Himalaya de Nepal y el Tíbet. Existen dos variedades principales: una suave elaborada con de leche de vaca y la dura preparada de leche de yak. Tras el cuajado de la leche, se cura a temperaturas ambiente durante 2-3 días, se corta y luego se deja secar al sol o en el horno a fuego lento. Este alimento dura muchos años, cuando alcanza una maduración de 4 – 5 años se llama chhurpupu. Si se almacenan adecuadamente en piel de yak, puede ser consumido incluso durante 20 años.

Es una excelente fuente de proteínas y se utiliza como alimento base en la región montañosa. Se come con arroz como alimento básico en las comidas diarias.

 

Tulum

Está elaborado tradicionalmente por los pastores turcos, para hacer acopio de reservas durante el invierno. Elaborado con leche cruda de oveja, se deja madurar en bolsas elaboradas con piel de cabra, denominadas “tulum” (de ahí su nombre), donde permanecen durante un período comprendido entre 3 meses y 2 años. En ese tiempo desarrolla un intenso aroma y fuerte sabor. Existen más de diez variedades de quesos tulum.

Es un queso graso y tiene una masa húmeda, granulosa y fácilmente quebradiza, huelen a heno y a hierbas, y su sabor es salado, algo especiado y recuerda ligeramente a frutos secos. Es un queso sin corteza, de pasta blanca marfileña, suave y desmenuzable.

 

Queso Oaxaca

Este queso de origen mejicano, también se le denomina “quesillo” o “queso de hebra”, debido a la peculiar manera en que es elaborado. Hecho con leche de vaca, su proceso de producción es complicado, ya que implica estirar el queso en tiras largas para luego enrollarlo, haciendo una pelota de hilo de queso.  Es un queso similar al queso mozzarella, pero más blando y untuoso. Es utilizado en la preparación de las quesadillas y otros platos típicos mejicanos, ideal para fundir.

 

Casu Marzu

Si bien este queso italiano no tiene un aspecto muy apetecible, es de los más populares en la isla de Cerdeña. Su nombre Casu marzu significa “queso podrido” en un dialecto sardo, y es que se produce

con larvas de la mosca del queso. Estas larvas son introducidas en el queso de oveja para que absorban la grasa gracias a su acción digestiva. Así se potencia el proceso de fermentación y se genera una consistencia suave y cremosa.

El queso debe consumirse mientras las larvas siguen vivas, ya que si están muertas se considera que no es apto para consumo. El sabor es muy distintivo y al comerlo hay que tener cuidado, porque alguna larva ¡puede saltarte en la cara!

 

Queso de Camello

En países donde el verde de los pastos escasea, sus habitantes se han dedicado a ordeñar las hembras de camello durante siglos. Esta leche dispone de mucha proteína y grasa, y su elaboración es más complicada que la de los quesos convencionales. Si vas a Mauritania ¡tienes que probarlo!

 

Queso Epoisses

Este queso de origen francés está elaborado con leche cruda de vaca y la particularidad que lo define es que es el queso más oloroso del mundo. Su olor es tan fuerte y picante que se acabó prohibiendo en los transportes públicos franceses. Su elaboración es completamente artesanal, se lava con agua salda y se guarda en un lugar húmedo durante un mes, tras esto se vuelve a lavar varias veces a la semana con agua de lluvia, aguardiente y uva. Este queso semicurado, tiene un sabor fuerte y cárnico. Se dice que, en el siglo XVI, los internos en el monasterio de Epoisses, hicieron esta receta para satisfacer sus ganas  de comer carne, lo que tenían prohibido durante los períodos de ayuno.

 

Halloumi

Se elabora tradicionalmente el Chipre utilizando dos tipos de leche, el de cabra y el de oveja. La particularidad de este queso reside en que no se derrite, no importa a las altas temperaturas a las que se sometan, se puede freír y asar, y siempre tendrá la misma consistencia. Se suele servir fresco como acompañante de cerveza en los bares, con menta, pesto o rodajas de sandía o melón.

 

Pule (Serbia)

Es el queso más caro del mundo, debido a que está elaborado con leche de burra y esta es muy escasa. Su origen es serbio, y su precio es de 1.000€ el kilo.

 

Queso de Oro Stilson

Este es el segundo queso más caro del mundo, ya que está compuesto por pizcas de oro comestibles y aguardiente de canela de Alemania. El precio por kilo ronda los 709€.

 

Milbenkäse

Milbenkäse (“queso de ácaro”), es un queso especial alemán. La peculiaridad de este queso se encuentra en que se deja madurar con ácaros. Tiene un sabor picante y amargo.

Se moldea en pequeñas bolas, cilindros o ruedas, y se seca. Luego se coloca en una caja de madera que contiene harina de centeno y está habitada por los ácaros del queso Tyroglyphus casei durante al menos tres meses. Los jugos digestivos de los ácaros se difunden en el queso y provocan la fermentación; después de un mes, la corteza del queso se vuelve amarilla, después de tres meses de color marrón rojizo. Algunos productores, sin embargo, permiten que el queso madure hasta por un año, hasta que se vuelva negro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.