El queso en La Navidad

La Navidad es época de estar en familia, de reunirse con los seres queridos, de compartir mesa, de ofrecer a los invitados los mejores productos, entre los que no puede faltar el queso.

Ahora bien, un alimento tan extraordinario merece que se respeten las buenas costumbres a la hora de servirlo, de maridarlo e incluso al seleccionar los alimentos con los que conviene acompañarlo; pero primero, habrá que elegirlo.

Cuando compramos queso, conviene escuchar los consejos del experto: ese tendero, ese artesano que trabaja el queso, o que al menos lo custodia. Él sabrá decirte qué piezas están en su momento óptimo por temperatura y maduración, de modo que puedas sacar partido a su textura y su sabor. El queso es un placer de la vida, y como tal hay que entregarse a él con criterio.

Ahora que tienes en casa las variedades más adecuadas, te asalta una nueva duda sobre el menú. ¿Cuándo y cómo debo servir el queso? Por suerte disponemos de gran variedad de quesos, con diferentes tiempos de maduración y una amplia gama de sabores. Esto nos permite jugar y dejarnos llevar por la creatividad. Aquí van algunas propuestas para servir el queso en Navidad.

  • Para el aperitivo, queso curado, incluso algo picante. En las mesas de Navidad es un clásico, que inunda el paladar nada más empezar, y normalmente acompañado de jamón para magnificar el carácter ibérico.
  • Para compartir, el queso ‘derretido’. El Queso de Flor es perfecto. De hecho, lo habitual es emplear un cuchillo para esparcirlo sobre el pan. La tapa puede volver a colocarse para preservar su duración durante la Navidad.
  • Para acompañar, queso fresco. Estás imaginando la clásica tostada de queso con membrillo, de queso con salmón o de queso con tomate.
  • Para el cierre, los quesos azules con su sabor fuerte y seco, algo ácido y fresco. Ponen el broche de oro a una cena de Navidad.
  • Para el postre tenemos infinitas opciones para sorprender. Siempre será más original servir una buena tabla de quesos que una cheesecake y los turrones.

Es maravilloso el producto, es única la ocasión, pero escoger la bebida con atino hace que la cena sea perfecta. El maridaje del queso con el vino es un clásico debido a la afinidad entre ambos alimentos.

Es complejo elaborar un manual para combinar las infinitas referencias vinícolas con las numerosas variedades queseras, todas marcadas por sus particularidades. No obstante, aquí van algunas ideas que puedes tener en cuenta cuando sirvas la bebida en tu mesa de Navidad:

  • Quesos cremosos con vinos blancos ligeros afrutados y vinos espumosos capaces de dar vitalidad al paladar.
  • Quesos azules con vinos dulces. Si cierras el menú con este tándem de contrastes, saldrás triunfador de la ocasión.
  • Quesos curados con tintos de intensidad media.A estos quesos no conviene restarles protagonismo. Combinan bien con vinos de sabor fuerte, como los tintos, pero mejor de intensidad media para un resultado equilibrado.
  • Quesos ahumados con vinos fuertes.Son dos personalidades duras, y si se juntan en la boca, generan una explosión enorme.
  • Quesos frescos con espumosos. Las burbujas son vida, y aligeran los sabores, esto le viene fenomenal a los quesos blandos. También funcionan bien con blancos ligeros y secos.

En los últimos tiempos, también se han popularizado las catas de queso maridadas con cerveza de especialidad, si optas por esta opción en tu mesa esta navidad, ten en cuenta estos consejos: mejor usar quesos de vaca, que sean blandos, y cervezas rubias, sin demasiada complejidad. Si vas a por todas, entonces rígete por la norma de la intensidad: es decir, que a los quesos más suaves les acompaña una cerveza ligera, y que a los maduros les correspondan otros sabores más complicados.

Una vez hecho todo esto, solo queda sentarse a la mesa a disfrutar de la compañía de las personas queridas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.