Cómo hacer la tabla de quesos perfecta

En las mesas canarias no puede faltar el queso. Hay quesos para todos los gustos, con una variedad de formas, texturas, aromas y sabores casi inabarcable. Pero además debemos tener en cuenta que los quesos cuentan la historia de la cultura que los rodea. Por eso hay que intentar hacer una adecuada selección de quesos y acompañamientos que compongan nuestra tabla de quesos. No existe una fórmula única pero sí vamos aportar unos consejos básicos para triunfar en casa.

¿Cómo y cuándo vamos a servir la tabla de quesos?

Antes de lanzarnos a comprar hay que tener bien clara la ocasión. No hay que perder de vista el resto del menú. No tiene mucho sentido preparar un festín quesero si después nos espera una copiosa cena, ni será igual la tabla en un aperitivo que como postre en una ocasión especial.

Asimismo, conviene recordar cuántos comensales vamos a tener. En general, podemos calcular unos 80-100 g por persona.

La selección de quesos

No sólo no existe una única opción perfecta, sino que hay infinidad de opciones válidas. Lo importante es elegir primero un criterio que guíe nuestra elección con coherencia y sentido.

¿Cuántas variedades? Como mínimo cuatro, aunque la media suele estar entre cinco y ocho diferentes, que ya ofrecen una buena gama para experimentar. Una de las ventajas de las tablas de quesos es precisamente ese juego de sabores, aromas y texturas diferentes, por eso hay que valorar las propias características de cada queso; no queremos una tabla aburrida y repetitiva. Será interesante degustar quesos que representen las principales variables:

  • Animal del que procede la leche: cabra, oveja, vaca, búfala o mezcla.
  • Textura: pasta dura, semidura, blanda, azul, untable …
  • Tipo de corteza: lavada, enmohecida, prensada, con hierbas o especias…
  • Maduración: queso tierno, semicurado, curado, envejecido…
  • Intensidad: fresca, dulce, pronunciada, fuerte o muy fuerte.
  • Región o zona productiva.

El corte y la preparación antes de servir

Cada queso pide un tipo de corte (Ver más en Cómo cortar un queso) y una forma correcta de servirlo. Sí es importante recordar que el frío de la nevera mata el sabor y la textura de los quesos, recordemos siempre dejar atemperar el producto, como mínimo, una hora a unos 16-18ºC.

Los quesos que son muy blandos o untables, nada de ponerlos ya sobre pan, lo mejor es servirlo en tarrinas o pequeños recipientes. Los afortunados que puedan servir una torta, que no duden en presentarla abierta y entera. En cuanto a los quesos muy madurados se recomienda presentar cortes más finos, de este modo la grasa y la potencia aromática no resultarán demasiado fuertes.

Cómo servir el queso: disposición y orden

Lo más apropiado es utilizar una buena tabla de madera, procurando que sea bonita y esté bien conservada y limpia. Los platos de pizarra siguen de moda, aunque los quesos más grasos dejarán marcas poco estéticas. También podemos usar bandejas o fuentes adecuadas, incluso optar por la piedra.

Para que un queso no perjudique a otro en la cata siempre se aconseja empezar por los más suaves y dejar los más fuertes y embriagadores para el final. Por eso lo habitual es servirlos siguiendo el orden de las agujas del reloj, o de izquierda a derecha si es un plato rectangular.

Acompañamientos

La degustación de quesos alcanza otro nivel si se acompaña de algunos productos que redondean la experiencia. Y resulta curioso comprobar cómo el propio queso puede producir sensaciones distintas dependiendo de con qué lo tomamos. Por eso merece la pena emparejar el queso con productos a su altura.

Buen pan y buen queso hacen un matrimonio de excepción, podemos usar algún pan multicereales, con semillas o con frutos secos. Por supuesto, artesanos; o también panes y galletas crujientes, el contraste crujiente es muy agradecido con los quesos.

Mermeladas y compotas. Mejor si son caseras o artesanas, de buena calidad y preferiblemente elaborada con productos de la misma región que los quesos. También podemos usar dulce de membrillo y calabaza confitada.

Frutos y frutas secas naturales -o tostados, en el caso de los frutos secos-, y lo más frescos que sea posible. Avellanas, almendras o nueces van bien con quesos de pasta cocida; almendras y anacardos con quesos viejos y curados. Las pasas, ciruelas, arándanos y orejones maridan con todo tipo de quesos, potenciando los sabores sin llegar a enmascararlos.

La fruta fresca de temporada añade otro matiz muy interesante a la cata, especialmente uvas, arándanos, granada, albaricoques e higos. Un consejo sobre fruta: los trozos de manzana son clave para limpiar el sabor entre queso y queso.

Aceitunas y encurtidos como pepinillos, cebollitas y demás pueden ser también buenos compañeros del queso. Por último, destacar la miel y melaza artesanas, de calidad y en pequeñas cantidades para acompañar quesos suaves.

 

Lo fundamental para no fallar creando nuestra tabla de quesos es invertir en materia prima de buena calidad, no pecar de excesos y respetar sus cualidades para no estropear el sabor. Es mejor apostar por pocas variedades bien presentadas que avasallar con una tabla pretenciosa y mediocre.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Asoc. Insular de Desarrollo Rural de Gran Canaria
  • Finalidad: Mantenimiento de la relación contractual establecida entre las partes, la gestión y/o asistencia de su solicitud o consulta
  • Legitimación: Diligencia precontractual
  • Destinatarios: Organismos oficiales cuando exista una obligación legal. No hay transferencias internacionales. Existen cesionarios que pueden acceder a sus datos personales para poder prestarles los servicios contratados
  • Derechos: Acceso, rectificación, cancelación, oposición, y cualquier otro especificado en la política de privacidad
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad