El queso y la salud

En Gran Canaria existen alrededor de ochenta queserías que elaboran queso artesano a partir de leche cruda y/o pasteurizada obtenida en la propia explotación o de explotaciones cercanas. Esta peculiaridad posibilita la conservación de la flora bacteriana propia de la leche y las características organolépticas durante su transformación. Así es como los quesos grancanarios obtienen su aroma particular y característico.

El queso es muy apreciado en la cultura gastronómica canaria. Existen diversas variedades, estilos y sabores, condición que facilita y fomenta su presencia en nuestra cocina que lo incluye como entrante, acompañamiento de platos, ingrediente de recetas principales y postres, así como en desayunos, comidas, meriendas y cenas. Esta cualidad lo convierte en el perfecto anfitrión de una mesa.

Existen seis clases de nutrientes que el cuerpo necesita: carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua. Es importante consumir diariamente sus seis nutrientes para construir y mantener una función corporal saludable.

El queso es el lácteo que más cantidad de calcio aporta. En una dieta equilibrada, el consumo de productos lácteos es muy importante, se recomienda tomar de entre dos y cuatro raciones a la semana.

La pirámide de los alimentos representa de manera gráfica los principales y más importantes alimentos que deben ingerirse.

Pirámide de la alimentación saludable

Excelencia de los quesos

  • Nutricionalmente son excelentes fuentes de proteína de alto valor biológico.
  • Vitamina A, vitaminas del grupo B y vitamina D. Entre sus funciones se acentúan las de ser esenciales para la vista, necesarias para la salud de la piel, uñas y huesos, protegen de las infecciones, mejoran la cicatrización y favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso y cardiovascular.
  • Además, contienen minerales entre los que destacan el calcio y el fósforo, esenciales para el crecimiento y el cuidado de los huesos y dientes, además de para la prevención de la osteoporosis.
  • Después del calcio, el magnesio es también un importante mineral presente en el queso. Es imprescindible para el buen funcionamiento de los músculos y la coordinación entre estos y el sistema nervioso.
  • El consumo de quesos está muy indicado en los periodos que van desde el crecimiento, embarazo, lactancia y perimenopáusicos, pues su calcio se absorbe muy bien.
  • Las personas con intolerancia a la lactosa suelen tolerar mejor el queso que la leche (contiene menos lactosa).
  • Es un alimento muy concentrado que aporta una mayor cantidad de nutrientes en poco volumen.
  • Hay muchas variedades de quesos con diferentes nutrientes:
    • Los quesos curados son los que tienen más calcio y fósforo.
    • Los quesos más grasos tienen más vitamina A.
    • Los quesos blandos destacan por su contenido en vitaminas del grupo B.