Cómo se lee la etiqueta del queso

Los quesos, como todos los productos destinados a consumo humano, deben ir acompañados por una etiqueta que identifique el nombre comercial y las características físicas del producto, entre otras cosas. En muchas ocasiones, el consumidor no conoce o no sabe interpretar la información incluida en las mismas, lo que puede llevarlo a confusión a la hora de hacer la elección del queso que se desea consumir. A continuación, se detalla la información que debe incluir la etiqueta del queso.

  1.    La Denominación del producto: «Queso», haciendo mención sobre las condiciones físicas (curado, semicurado, …) o sobre el tratamiento específico al que ha sido sometido (p.e., ahumado).
  2.    Tipo de leche utilizada: después de la palabra «Queso» se indica la especie que corresponda, en caso de ser varias especies se enumeran en orden descendente de proporciones. Esta denominación podrá reemplazarse por la de «Queso de mezcla».
  3.    Lista de ingredientes: indicando si ha sido elaborado con leche sometida al proceso térmico de pasteurización o no; cuajo, sal y la lista de aditivos y conservantes si los llevara. Cuando un producto lácteo sólo contenga los ingredientes básicos, no es obligatorio detallar la lista de ingredientes.
  4.    Número de Registro Sanitario de Industria, encerrado en un óvalo negro.
  5.    Razón social de la empresa envasadora o productora.
  6.    Denominación de Origen Protegida: si tiene, debe llevar un distintivo especifico, o del país de procedencia o/y de la Comunidad Europea.
  7.    Número de lote: No precisa si en los puntos de venta no están previamente embalados, sean embalados a petición del comprador o estén previamente embalados para su venta inmediata. Tampoco si son vendidos a centros de almacenamiento, de envase o de embalaje; enviados a organizaciones de productores; o recogidos para su integración inmediata en un sistema operativo de preparación o de transformación.
  8.    Las condiciones especiales de conservación cuando los alimentos requieran unas condiciones especiales de conservación y/o de utilización.
  9.    La fecha de fabricación y el peso al terminar la fabricación. No requiere especificar el peso cuando son alimentos sujetos a pérdidas considerables de volumen o masa y que se vendan por unidades o se pesen ante el comprador.
  10.    Información nutricional obligatoria: el queso está exento por ser un producto cuya única transformación haya consistido en ser curados e incluye un solo ingrediente o categoría de ingrediente. Aún así, es frecuente que la etiqueta especifique la siguiente información:
    •  % de extracto seco total mínimo: % del queso que NO es agua. El agua se va evaporando en las cámaras de maduración, mientras que el extracto seco permanece contante. Es por ello por lo que se indica el extracto seco mínimo.
    •  % de materia grasa sobre extracto seco: Es el porcentaje de materia grasa total. En la medida que este porcentaje sea mayor, hablamos de queso desnatado, semigraso, graso y extragraso.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.